logo

(+34) 91 815 31 31

C/ Castillo de Alarcón, 49 · Urb. Villafranca del Castillo · 28692 Madrid

Política de cookies | Aviso legal | Política de privacidad

(+34) 91 815 31 31

C/ Castillo de Alarcón, 49 · Urb. Villafranca del Castillo · 28692 Madrid

 

Mujeres, Paz y Seguridad— Porque Paz No Sea Posible Sin Las Mujeres

Fundación UCJC

Mujeres, Paz y Seguridad— Porque Paz No Sea Posible Sin Las Mujeres

By Delaney Wehn
Fulbright ETA por UCJC – Syracuse University

El pasado 25 de noviembre, en el día que se conmemora la violencia de género, en el salón de actos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) representantes del Gobierno de España y de organizaciones notables como THRibune, Tribune for Human Rights y Alianza por la Solidaridad, se reunieron para dialogar sobre el papel de las mujeres en la construcción de un mundo más pacífico y seguro,

El rector de la universidad, Emilio Lora-Tamayo D’Ocón, abrió el evento recordando la importancia de la educación como fuerza para mejorar el mundo y clave del cambio positivo.  La UCJC trabaja para enseñar a sus estudiantes, no sólo conocimientos técnicos, sino también cómo aplicarlos con compasión y conciencia cultural para crear un mundo más pacífico y seguro. En palabras del rector, “La paz no es posible sin las mujeres” y el objetivo general debería ser empoderar a las mujeres en todas partes del mundo.

Cruz Sánchez de Lara, presidenta de THRibune, instó a los presentes a realizar un minuto de silencio en reconocimiento de todas las mujeres que están sufriendo violencia de género, en silencio, hoy en día. Destacó, que, en conflictos armados, los cuerpos de las mujeres son, literalmente, usados como armas, y que no podemos aceptar esa realidad en nuestra sociedad.

A continuación, Margarita Robles Fernández, la Ministra de Defensa en funciones del Gobierno de España, proporcionó al público algunas estadísticas poderosas sobre la situación de las mujeres en las fuerzas de paz.  Ahora, hay 3.000 emisarios españoles construyendo la paz y 200 son mujeres. Es una figura baja, pero cada mujer que se incluye en la lucha contra la violencia de género es una gran victoria para todas las mujeres del mundo.  “No podemos en ningún momento bajar la guardia,” comentó, y necesitamos usar nuestro mundo “hiper informado” para luchar por la paz, ya que los conflictos, el hambre y la muerte no están muy lejos de España. Para hacer los cambios necesarios, las mujeres deben ser incluidas en negociaciones de la paz.

Tras concluir la primera mesa de dialogo, Elvira Cabrera Rodríguez, (Profesora Doctora del Grado de Criminología y Seguridad de la UCJC), María Salvador (Responsable del Programa Derechos de las Mujeres Alianza por la Solidaridad), Juan Francisco Martínez Núñez (Secretario general de Política de Defensa), y Clara Cabrera Brasero (Representante Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) se centraron en el II Plan Nacional de Acción de Mujeres, Paz y Seguridad. Si bien el delito predominante contra las mujeres es la violencia sexual, hay muchos otros ejemplos que también deben abordarse, como el matrimonio forzado.

De acuerdo al panel, la manera para mejorar esos problemas es la generación de conjuntos de datos comprehensivos para ayudar a los especialistas con el análisis y las soluciones a los problemas más graves. También, según María Salvador, “El foco debe ser en la prevención”. Cuando hay menos conflictos políticos y menos pobreza, hay menos incidentes de violencia de género. 

Finalmente, la sesión terminó con un breve y emotivo mensaje de Elizabeth Kitulo, una profesora de primaria del centro de refugiados en Kakuma, Kenia, y actualmente alumna de la Universidad Camilo José Cela, gracias a su convenio con Mujeres por África, cuya directora Marta Villa, también participó en el evento. La labor que realizan las profesoras en el campamento de Kakuma, bien vale decir que las hace modelos a seguir para las jóvenes generaciones. 21 escuelas primarias acogen a más de 558.219 estudiantes de todas las edades y distintas nacionalidades.

Elizabeth sueña con un futuro de paz por su comunidad.   Viuda y madre de tres hijos, es una figura activa en su comunidad, para la que busca apoyo, pues considera que ideas simples como las tres que propone, pueden ayudar a cumplir su sueño. Estas ideas incluyen:

1) Aumentar la participación de las mujeres y la resolución de conflictos y el nivel de toma de decisiones.

2) Brindar protección, apoyo y capacitación a las mujeres refugiadas en el mundo.

3) Apoyar los negocios de las mujeres y crea oportunidades para las mujeres para empezar sus propias empresas.

Elizabeth hizo un llamado a la audiencia en la que explicó cómo su comunidad, como todas, necesita de todas las personas para construir un futuro en el que las mujeres sean incluidas en lugar de excluidas de los procesos de paz. El cambio comienza en nuestras propias aulas, negocios y comunidades.