Site Loader

El I Observatorio de los ODS, organizado por el diario El Español, Enclave ODS e Invertia, y que ha contado con la colaboración de la Fundación La Caixa, y con la participación de Carlota Tovar, directora de la Fundación Universidad Camilo José Cela.

Este evento, que ha tenido lugar en el CaixaForum de Madrid, ha abordado en diecisiete bloques diferenciados el nivel de cumplimiento de cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que componen la Agenda 2030 impulsada por la ONU.

Tovar ha participado en la mesa redonda en la que se ha debatido el ODS número 10, el que trata sobre la reducción de las desigualdades. Junto a ella, han debatido Sophie Muller, representante de ACNUR en España; Franc Cortada, director Oxfam Intermón; Martín Rivero, responsable del Área de Cohesión Social y Cooperación Sur de la Secretaría General Iberoamericana; y Mónica Zuleta, directora de Sostenibilidad de Mapfre.

La directora de la Fundación UCJC ha afirmado que “la educación tiene muchísimas posibilidades y opciones para buscar la reducción de las desigualdades a muchos niveles”. También ha resaltado la importancia de que “como institución educativa que somos, nuestro objetivo es ayudar a que la educación llegue a colectivos vulnerables tanto en nuestro entorno local como en el internacional”, y ha recordado que “parece que se nos ha olvidado la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos para acabar con las desigualdades”.

“Para nosotros, como universidad, lo primero es ser un ejemplo en este sentido para nuestros alumnos. No podemos pedirles que empiecen a pensar ya cómo el día de mañana van a trabajar o van a invertir en empresas que sean socialmente responsables, que busquen ese triple balance económico/social/medioambiental si nosotros mismo no lo hacemos. Para ello, hemos buscado las acreditaciones que hemos recibido, como la B Corp”, ha señalado.

Incluso ha hecho un llamamiento para que cualquiera pueda contribuir para reducir la desigualdad en el mundo: “El alumno quiere sentirse protagonista de este cambio, y cada uno de nosotros mismos tenemos una responsabilidad en nuestro día a día, desde las rutinas que incorporamos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, independientemente de la profesión que tengamos podemos jugar un rol en todo esto. En ese punto la educación, y la universidad en particular, tiene un campo de actuación muy grande para cambiar desde la semillita que somos todos y cada uno de nosotros”.

Carlota Tovar, además, ha puesto en valor el Proyecto Integra de la Universidad Camilo José Cela, en el que se ayuda a estudiantes refugiados a comenzar o retomar sus estudios universitarios y de formación profesional, y ha señalado todo lo que ellos mismos han enseñado y cómo han contribuido con sus experiencias a enriquecer los valores sociales de la comunidad educativa de la UCJC.

Post Author: Sergio Barrado

Deja una respuesta